imagen como atraer clientes a tu centro de estetica

Cómo atraer clientes a tu centro de estética

Centros de estética y centros de belleza hay muchos, pero con el esfuerzo y la ilusión que pusiste al montar tu negocio, seguro que no quieres ser uno más del montón. Por ello, es lógico que estés pensando cómo atraer clientes a tu centro de estética y cómo dar un servicio que te diferencie del resto. A continuación, te resumimos las técnicas más eficaces para que tu centro de estética no pase desapercibido y consigas atraer clientes.

1. Conoce sus necesidades y anticípate

Recuerda que la mejor publicidad es la que hace un cliente satisfecho. Por tanto, prueba todos los tratamientos que ofreces en tu centro de estética. Siéntate en la sala de espera y ponte en la piel de tu clienta ¿Qué percibes? ¿Cómo huele? Si el olor te encanta, seguramente no te moleste tanto esperar unos minutos ¿verdad? ¿Las revistas que tienes a mano son de cuando Brad Pitt y Angelina Jolie estaban juntos? ¡Espero que no! Túmbate en la camilla y experimenta si es cómoda o fíjate en qué se ve desde ahí. Tal vez, la luz te molesta en los ojos desde esa posición o ves claramente un desconchón en el techo que habías olvidado.

2. Haz que se sienta única

Si tu clienta ha entrado en tu centro de estética para hacerse una limpieza facial porque es el sitio que le pillaba de paso, haz que no olvide cómo le hiciste sentir. Posiciónate en su mente como un lugar cercano donde poder escapar de la frenética rutina. Potencia sus cinco sentidos con un agradable olor a limpio. Pon una música relajante con adaptaciones chill out de canciones conocidas o sonidos de la naturaleza (¡hay numerosas listas interesantes en Spotify!) El espacio tiene que tener armonía y ser tranquilo. Tal vez, el tacto del sofá en el que espera puede ser suave. También, puedes ofrecerle algo de beber o algún bocadito sencillo. O, si tienes espacio, puedes adaptar una zona como entretenimiento infantil con algunos juguetes y cuentos. En definitiva, trata a tu clienta con cariño y mímala.

3. Amor a primera vista

La primera impresión es muy importante, ya que en apenas un suspiro tu clienta sabrá si tu negocio es de su agrado o no. El espacio debe tener armonía. No apuestes por colores estridentes o mezclas muy arriesgadas. Los colores claritos, desde el blanco a tonos beige, o la gama de colores pastel son siempre una buena idea. El orden y la limpieza transmiten equilibrio y pureza. Además, piensa que el mobiliario que elijas te facilite tener todo bien organizado.

4. Ayúdale a desconectar

Anima a silenciar el móvil y no utilizarlo durante la sesión. Recomienda la respiración consciente. Habla en un tono calmado y sé breve, no te enrolles porque puedes estropear ese momento de relax y conexión con uno mismo. De esta forma, la clienta conseguirá llegar a estados de relajación realmente agradables que le alejarán de los peligros del estrés continuado que sufre. Además, está comprobado que cuando los músculos faciales por fin se relajan, aumenta la producción del colágeno, la proteína que se encarga de cuidar la firmeza y elasticidad. De este modo, el servicio que ofreces mejorará su eficacia y la clienta lo notará.

5. Contacto positivo

Si puedes incluir un masaje, hazlo. Puedes aprovechar los tiempos de espera de algunos tratamientos. Está demostrado que el contacto físico positivo ayuda a liberar la oxitocina, (la hormona que promueve el bienestar, el placer y mejora nuestro estado anímico) y reduce el cortisol (la hormona del estrés). Para ello, debes trabajar con una marca profesional que incluya formación para ti y para tu equipo. Por ejemplo, el Masaje de Elevación Energético CHI, desarrollado en exclusiva para la marca de cosmética y maquillaje profesional Malu Wilz, es la opción perfecta para empezar si no tienes incorporada esta técnica en tu centro de estética.

6. Sentido del humor

Bromear será la guinda del pastel, ya que el cerebro activará las endorfinas al sonreír y mejorará más aún su estado de ánimo. Ya lo dijo Marylin Monroe: “una sonrisa es el mejor maquillaje que cualquier chica puede usar”. Para acabar, si le ofreces un incentivo, como un descuento o un servicio gratuito, siempre que venga acompañada por una amiga en su próxima visita, la convertirás en clienta fiel y será prescriptora de tu centro de estética.

Carrito de compra